Preguntas frecuentes

Preferiblemente sí, aunque no es imprescindible. Estudiaremos tu caso y juntos decidiremos qué es lo mejor para vosotros. Aunque la dificultad o el síntoma se manifieste en uno de los dos integrantes de la pareja, buena parte de la intervención se hará teniendo en cuenta a los dos, por lo que la implicación de la pareja será clave.

Por supuesto. Puedes beneficiarte de la terapia sexológica individual para estudiar el origen de la dificultad, aprender herramientas para mejorar tu propia vivencia de la experiencia sexual y prepararte ante la posibilidad de empezar una relación de pareja.

En la primera sesión recogeremos la anamnesis o historia del caso para, en sesiones sucesivas, comenzar una intervención que por norma general será de enfoque muy práctico, combinando el análisis con el trabajo para casa entre sesiones.

Sí, el precio de la sesión es siempre el mismo. El precio no varía en función de si se trata de terapia individual o de pareja, online o presencial, primera visita o seguimiento. Es decir, el precio de la primera visita es el mismo que el del resto de visitas, las sesiones de terapia individual cuestan igual que las de terapia de pareja, y la modalidad presencial no se diferencia en precio de la modalidad online.

Si padezco un trastorno de etiología orgánica que afecta a mi respuesta sexual, la terapia sexológica ayuda. Normalmente los trastornos de origen orgánico que afectan al desempeño sexual impactan en algún grado en el plano psicológico o relacional, por lo que resulta conveniente atender también a ese aspecto. Para un trastorno de origen multifactorial es recomendable un abordaje multidisciplinar.

Es importante que a la hora de expresar tus inquietudes más íntimas lo hagas de la manera en que te resulte más cómodo. Por tanto, si prefieres expresarte en catalán te entenderé perfectamente, a pesar de que normalmente me exprese en español para que la conversación sea más fluida.

La primera sesión nos llevará una hora y media. El resto de sesiones duran en torno a una hora.

Sí. Mi intervención no se limita a los trastornos de tipo sexual. En consulta podemos tratar cualquier situación que esté suponiendo en tu vida una dificultad o sufrimiento, como puede ser ansiedad, depresión, duelo, gestión emocional, etc.

No existe una respuesta exacta pues la frecuencia de las sesiones varía de acuerdo a la necesidad de cada caso y a las propuestas terapéuticas para realizar entre sesiones. De manera orientativa, la frecuencia habitual suele ser una sesión cada dos o tres semanas.

Si se trata de una primera sesión, una vez que se haya contactado a través del formulario de contacto, teléfono o Whatsapp, concertaremos una hora para la visita. A través de correo electrónico recibirás toda la información necesaria para realizar la videollamada: documentación, información de pago y enlace para la reunión. Las videollamadas se realizan a través de Meet. El pago puede realizarse a través de Bizum, Paypal o transferencia bancaria y es necesario efectuarlo con antelación para reservar la cita. Política de cancelación: si la necesidad de cancelación o modificación de la cita se notifica antes de las 24 horas previas a la sesión, se reintegrará el importe íntegro de la sesión. En caso de que se notifique con menos de 24 horas de antelación, y siempre que no se deba a una causa de fuerza mayor justificable, queda reservado el derecho a no realizar reintegro.